¿Qué es la genofobia?: Síntomas y características

Se le conoce como genofobia, al miedo psicológico irracional a la intimidad sexual. Según la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades, es una fobia en la cual, aquellos que la padecen, cumplen con todos o la mayoría de los criterios de fobias específicas.

genofobia

Aquellos genofóbicos, sienten sensaciones de terror hacia las relaciones sexuales o, hacia aquellos actos que mantengan algún tipo de relación vinculada a actividades de ámbito sexual.

Características de la Genofobia

Por lo general, esta fobia va más allá de un simple desagrado o algún tipo de aversión. Es una condición capaz de causar miedo o pánico de maneras intensas cuando se intenta realizar alguna actividad sexual. En el caso de muchos otros individuos, el solo pensar en ello es capaz de ocasionarle tales reacciones.

La genofobia se caracteriza a su vez por tener la capacidad de actuar en conjunto con otras fobias, ocurriendo al mismo tiempo, tales como:

  • Gimnofobia: Miedo a la desnudez.
  • Heterofobia: Miedo hacia individuos del sexo opuesto.
  • Coitofobia: Miedo a las relaciones sexuales.
  • Nosofobia: Miedo a contraer alguna infección, virus o enfermedad.
  • Hafefobia: Miedo a ser tocado y tocar a otros.
  • Tocofobia: Miedo al embarazo y al acto de parto.

Síntomas generales

Las fobias, usualmente implican reacciones que van más allá de un disgusto o un miedo a algo. En base a definiciones, estas implican miedo o ansiedad intensos, capaces de causar reacciones tanto físicas como psicológicas que, a su vez, interfieren con funcionamientos normales del individuo.

Las reacciones a esta fobia suelen incluir:

  • Sentimientos inmediatos de pánico, ansiedad y miedo, al ser expuestos al detonante de la fobia, e incluso a los pensamientos sobre esta (En este caso, encuentros sexuales).
  • Empeoramiento de los síntomas si no es quitado lo que lo desencadena.
  • Comprensión sobre el miedo extremo y de carácter atípico, a su vez, la incapacidad de minimizarlo.
  • Evitación de situaciones que causen reacciones de temor.
  • Sensación de náuseas y mareos.
  • Sudoración excesiva.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

¿Qué la ocasiona?

Son distintos aspectos a tomar en cuenta respecto a qué origina la genofobia. Esta fobia incluye en sí, distintas causas tanto a niveles físicos como emocionales, entre ellos se encuentra:

  • Vaginismo: Un dolor e incomodidad que ocurre mediante la contracción involuntaria de los músculos vaginales cuando se es intentado penetrar esta. Tal acción puede ocasionar que las relaciones sexuales puedan ser muy dolorosas y hasta incluso imposibles.

Siendo un dolor tan intenso que interfiere a su vez hasta con la introducción de un tampón, es capaz de provocar miedo y pánico hacia la intimidad sexual.

  • Disfunción eréctil: Condición en la cual resulta dificultoso el obtener y mantener una erección. Aun siendo una condición capaz de ser tratada, desencadena una serie de sentimientos de vergüenza o estrés.

Dependiendo de la intensidad de los sentimientos, tal condición puede generar que la persona sienta temor hacia la intimidad sexual.

  • Abuso sexual en el pasado o trastorno de estrés postraumático: El abuso sexual tanto infantil como no infantil puede generar un TEPT, afectando este la forma en la cual el individuo visualiza la intimidad o el sexo. A su vez, puede afectar el funcionamiento sexual.
  • Temor al desempeño sexual: Se les considera así a los nervios con respecto al no ser lo suficientemente «bueno» en el acto sexual. Siendo este miedo capaz de generar un malestar psicológico de gran magnitud e intensidad, haciendo que se evite a toda costa la intimidad sexual.
  • Vergüenza corporal o dismorfia: Se refiere a la vergüenza hacia el cuerpo propio, pudiendo afectar de manera negativa la satisfacción sexual y generar ansiedad.

La dismorfia es la manera en la que se ve al cuerpo propio como defectuoso mientras que para los otros se considera relativamente normal. Algunas de las personas que padecen esto evitan o temen a la actividad sexual debido a la falta de placer, o la vergüenza que se le es producida.

¿Cuándo acudir a un doctor?

El temor al sexo puede interferir con el desarrollo de interacciones románticas. Además, puede ayudar a las emociones de aislamiento y depresión. Sin embargo, las fobias tienen la posibilidad de mejorar con terapia y / o medicación, según el caso.

Un doctor es capaz de hacer un examen para ver si hay un elemento físico en su temor al sexo y, de ser de esta forma, contribuir a tratarlo. Si no hay un aspecto físico subyacente, su doctor puede darle recursos y referencias a terapeutas que se especializan en fobias.

¿Cómo es tratada?

Si se habla de un componente físico, tal como lo es el vaginismo, este puede ser tratado. El dolor durante el acto sexual es común, si no es tratado puede generar miedos o provocar que se eviten las relaciones sexuales.

En el caso de ser identificada una causa física, su tratamiento variará dependiendo al problema en específico, también se abordará cualquier aspecto emocional por el cual se vea acompañado.

La terapia cognitivo-conductual, involucra laborar en el desarrollo de maneras alternativas de dirigir el pensamiento sobre la fobia o el caso y, paralelamente, aprender técnicas para abordar las actitudes físicas al desencadenante.

De igual forma, el aporte de un terapeuta sexual podría ser eficaz para abordar la genofobia. El tipo de terapia en sesiones personales, es dependiente en gran medida de las razones subyacentes de la fobia y el caso en específico.

Referencias

Healthline: Genophobia and How to Treat a Fear of Sex

Lybrate: Causes & Symptoms of Genophobia – Fear of Sexual Intercourse

Deja un comentario