¿Qué es la Antropofobia? Conoce la mejor manera de superarla

La antropofobia es un término que se ha utilizado durante siglos para describir el miedo de una persona a otra. A continuación se ofrece una guía para entender este fenómeno social.

Antropofobia

La definición de antropofobia varía de una cultura a otra, pero en general se refiere a una persona que siente un intenso desapego ante cualquier interacción con personas. Este sentimiento lo tienen siempre las personas que deciden vivir aisladas o se niegan a salir de sus casas.

Las personas con antropofobia suelen sentir ansiedad o pánico cuando se enfrentan a otras personas y algunas incluso se niegan a interactuar con ellas.

Este tipo de fobia  es una forma de trastorno de ansiedad social. Hay varios tratamientos disponibles, y las causas y los posibles tratamientos se investigan constantemente.

Causas de la antropofobia

Toda fobia está siempre vinculada a un trauma en la vida de una persona. A menudo, basta con una experiencia especialmente negativa para desencadenar una fobia. Sin embargo, a menudo se desarrollan después de muchas malas experiencias.

A veces, la fobia puede desencadenarse por la traición de un ser querido. Lo que empieza como una traición puede llevar a grandes problemas de confianza con esa persona. Puede convertirse en un verdadero miedo a todas las relaciones personales y sociales.

La antropofobia también puede estar causada por una disfunción suprarrenal. Las hormonas producidas por las glándulas suprarrenales pueden afectar al modo en que afrontamos el estrés. Las enfermedades de la tiroides y del corazón también pueden provocar trastornos de ansiedad en general.

Puede haber antecedentes familiares de ansiedad en la persona afectada.

Otras causas pueden ser:

  1. Cambios en la capacidad cerebral
  2. Comportamiento del entorno social
  3. Experiencias traumáticas en el pasado
  4. Genética
  5. Medio ambiente

Síntomas de la antropofobia

La ansiedad inesperada es uno de los signos importantes de la fobia a las personas. Los pacientes con este trastorno experimentan varias señales de ansiedad cuando piensan que tendrán que interactuar con la gente en un futuro próximo.

Del mismo modo, los pacientes con antropofobia experimentan una serie de señales mixtas e integradas cuando interactúan con otras personas. Tanto cara a cara como verbalmente, como por ejemplo:

  • Ansiedad extrema en diferentes situaciones o alrededor de ciertas personas.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Dificultad para respirar.
  • Episodios de sudoración.
  • Evitar ciertas situaciones o condiciones lo antes posible.
  • La ansiedad puede interferir con la vida diaria y las actividades sociales.
  • Enrojecimiento.
  • Miedo a las personas o a los acontecimientos que dura más de 6 meses.
  • Necesidad repentina de huir.
  • Pérdida repentina del habla.
  • Problemas cognitivos.
  • Temblores.

¿Cómo se trata la antropofobia?

Como cualquier otra fobia específica, no existe un tratamiento único para la fobia hacia las personas.

Al igual que otras fobias específicas, la antropofobia se trata con una serie de terapias, como la terapia de exposición, la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la PNL para reducir la ansiedad y otros síntomas físicos.

Terapia cognitivo-conductual (TCC)

Es uno de los tratamientos más utilizados para los pacientes con casi cualquier trastorno mental. La antropofobia se define como el miedo absurdo de un individuo. El terapeuta ayuda entonces al paciente a sustituir estos pensamientos irracionales por otros más racionales.

Los pacientes serán capaces de explorar y justificar lo que sienten en las relaciones con las personas. El terapeuta reduce la ansiedad descubriendo la causa de la misma y sugiriendo pensamientos alternativos y empáticos.

Se pide a los pacientes que lleven un diario de pensamientos (con una columna ABCD) en el que pueden anotar todos los pensamientos sin sentido que surgen al pensar en una situación concreta. ABCD significa

  • A (Antecedentes). La situación o el acontecimiento que lo provoca.
  • B (Creencia). La razón que viene a la mente cuando se produce la situación desencadenante.
  • C (Consecuencia). La señal o el sentimiento causado por el evento o el pensamiento.
  • D (Disputa). Un pensamiento racional alternativo propuesto por el terapeuta para refutar una creencia irracional.

Esta última parte del registro de pensamientos puede contribuir en gran medida a que la persona se sienta mejor y menos ansiosa.

Existen varios tratamientos para la antropofobia. Muchos pacientes reciben medicación contra la ansiedad y terapia cognitivo-conductual (TCC) y, a veces, son ingresados en un centro psiquiátrico.

La psicoterapia

Puede ayudar a las personas con antropofobia a aprender a lidiar con sus miedos de una manera más positiva y a superar su deseo de volver a estar con la gente. La psicoterapia ha demostrado ser eficaz para las personas con antropofobia porque les permite hablar de sus experiencias sin prejuicios.

Medicamentos

También pueden utilizarse para tratar los síntomas asociados a la fobia a las personas, como los ataques de pánico. Otros medicamentos pueden ayudar a reducir la ansiedad social.

Las personas con antropofobia pueden ser tratadas con fármacos o alcohol. También pueden abusar de los medicamentos recetados, como los sedantes. El abuso de drogas y alcohol empeora las cosas, especialmente cuando las personas con antropofobia intentan mantener un trabajo y conocer gente.

Tratamiento con terapia cognitivo-conductual

Se ha demostrado su efectividad, es una combinación de terapia cognitiva y conductual. El objetivo es cambiar los patrones de pensamiento, las reacciones y el comportamiento de la persona para hacer frente a los acontecimientos que desencadenaron el trastorno de ansiedad.

Al sustituir la ansiedad por imágenes positivas, las personas pueden desarrollar hábitos que tienen un impacto positivo en su salud mental. Lo que puede tener efectos físicos positivos (por ejemplo, respirar mejor en situaciones de estrés).

Las fobias y abuso de algunas drogas

La antropofobia puede provocar ansiedad, lo que lleva a los pacientes a recurrir a las drogas o al alcohol. Cuando la ansiedad se hace insoportable, pueden recetarse sedantes y antidepresivos. Por desgracia, algunos pacientes pueden sufrir una sobredosis de medicamentos para el pánico.

Pueden consumir alcohol o cannabis recreativo para aliviar la tensión antes de participar en fobias interpersonales de riesgo. Desgraciadamente, cualquier abuso de sustancias puede exacerbar la angustia en entornos sociales y provocar una serie de malestares, como:

  • El desarrollo del abuso de sustancias psicoactivas
  • Sobredosis de drogas
  • Accidentes bajo la influencia de las drogas
  • Problemas médicos graves
  • Problemas de salud graves

Además, la adicción a las drogas puede provocar muchos problemas sociales. Muchas personas ya tienen problemas de interacción social, que pueden empeorar con el divorcio relacionado con el abuso de drogas y alcohol. 

Hasta las dificultades de no poder mantener un trabajo debido a la misantropía se suma el abuso de drogas y la adicción.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre antropofobia y fobia social?

La fobia social es el miedo a las situaciones sociales, como asistir a una fiesta o hacer una presentación en el trabajo. La antropofobia, en cambio, se refiere principalmente al miedo a otras personas, más que a las situaciones sociales en las que está involucrada la propia persona.

En otras palabras, la antropofobia puede considerarse un tipo de fobia social, pero pocas fobias sociales son antropofóbicas.

En el caso de la antropofobia, se puede temer tanto a las personas como a los grupos masivos, y existe un gran solapamiento entre la fobia social y la fobia interpersonal.

El trastorno de ansiedad social provoca una gran ansiedad en situaciones sociales. Teóricamente, la fobia interpersonal puede implicar indicios no relacionados con las relaciones sociales. Esto incluye fiestas, reuniones e interacciones con cajeros y comerciantes.

Como se ha mencionado anteriormente, las personas con trastorno de ansiedad social tienen un miedo incontrolable a ser criticadas o rechazadas por los demás. Sin la oportunidad de hacerse notar o interactuar con los demás, evitan las situaciones sociales.

Factores de riesgo para desarrollar antropofobia

  • Asumir riesgos.

Cuando los miedos asociados a una fobia, como la antropofobia, son fuertes, los pacientes pueden intentar ayudarse con drogas o alcohol. Por desgracia, cualquier abuso de drogas puede exacerbar la ansiedad. Además, puede provocar otros problemas.

  • Peligros de la sobredosis
  • Peligro de deslizamiento en una situación de predominio
  • Urgencias médicas
  • Problemas de salud crónicos
  • Desarrollo de adicciones

Consejos para afrontar la fobia interpersonal

Vivir con una antropofobia puede ser difícil. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer para reducir estos síntomas.

No te guardes tu fobia para ti. Habla con un médico o consejero que pueda ayudarte y apoyarte. Un amigo o familiar de confianza puede ayudarte a deshacerte de una fobia.

Un estilo de vida saludable puede ayudarle a sentirse mejor en general. Puede ayudar a reducir los síntomas de ansiedad asociados a las fobias. La deshidratación puede empeorar tu estado, así que beba mucha agua y evita el alcohol.

El alcohol, aunque en un principio es calmante, puede interferir con el sueño y hacer que te sientas como si tuvieras demasiado tiempo libre.

La cafeína puede ayudar a reducir la ansiedad. Algunas personas pueden beneficiarse de limitar su consumo. Hay otras cosas que pueden ayudar:

  • Evitar el aislamiento social
  • Descanso adecuado
  • Haga ejercicio con regularidad, aunque sólo sea un paseo diario.

¿Qué porcentaje de personas sufre fobia a las relaciones interpersonales?

Algunos estudios estiman que el 13% de las personas padecen fobia a las relaciones interpersonales, aunque otros estudios sugieren que la cifra está más cerca del 8%.

Fuentes

Deja un comentario