Aracnofobia ¿Por qué tengo miedo a las arañas?

En este artículo hablaremos de lo que es la aracnofobia, causas, y lo que puedes probar como tratamiento para que puedas superarla. Lo primero es esta  es una emoción fuerte y penetrante que hace que una persona se sienta muy amenazada.

Aracnofobia

Una persona con aracnofobia puede no participar en ciertos eventos o situaciones debido al peligro percibido de las arañas.

“Aracnofobia” proviene de la palabra griega para araña, que es «arachne» y «phobos«, la palabra griega para miedo. Este miedo extremo a los arácnidos de ocho patas y otras a otros relacionados (como los alacranes), puede ser realmente una respuesta progresiva.

A las arañas, especialmente las venenosas, las han relacionado a lo larga de muchos años con infecciones y múltiples enfermedades.

En la población mundial entre el 4 y el 18% de las personas son diagnosticadas el miedo a las arañas. Es muy importante resaltar que no todos los individuos que sienten temor o se inquietan por estos animales poseen aracnofobia.

Sabemos que muchas especies de arañas son venenosas y pican, y lo sabemos por experiencia directa, ciencia, biología, televisión o al ver cómo muerden a otras personas. Por lo tanto, cuando vemos una araña cerca de nosotros, una respuesta natural es sentir miedo y evitar la araña.

Aracnofobia frente a una tela de araña

El fuerte miedo a las arañas y a los arácnidos son dos tipos de fobias. Estas fobias, a diferencia de otras más complejas como la fobia social, se centran en recursos específicos. La aracnofobia es uno de los temores que más se ve con frecuencia.

El miedo a las telas de araña se clasifica dentro de la misma aracnofobia. Los tipos de aracnofobia que existen son dos tipos: el temor hacia las arañas y a las telas y el temor únicamente a las arañas. Algunas personas sólo ven una tela de araña y tienen mucho miedo de ver una araña después.

A menudo la gente siente pasión por las arañas y los insectos. Pero la aracnofobia puede tener un impacto mucho mayor y negativo en la historia de la humanidad.

Al igual que otros temores, la aracnofobia puede llegar a ser fatigosa y perturbar el estilo de vida de una persona. Sin embargo, esto no debería de ser así específicamente. Una vez que hayas identificado tu aracnofobia, puedes tratarla para que no afecte a tu vida diaria.

Causas de la aracnofobia

La aracnofobia es un miedo absurdo e intenso a los animales en determinadas situaciones. Estos miedos intensos siempre están causados por experiencias negativas del pasado. 

En otras palabras, en el caso de la aracnofobia, un encuentro negativo con un artrópodo (las arañas) puede desencadenar un miedo paralizante.

La mayoría de estos temores como la aracnofobia, pueden desarrollarse desde antes de los 10 años de edad. Sin embargo, las fobias en general pueden desarrollarse en cualquier momento de la vida.

Las fobias también están asociadas a las crisis de angustia, en la mayoría de los casos puede que sea hereditarios. Algunos ejemplos son el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de estrés postraumático y el trastorno de pánico

Los trastornos de ansiedad aumentan el riesgo de desarrollar fobias como la de las arañas. También se puede desarrollar una fobia a las arañas de tu entorno. Si has crecido en un entorno en el que tus padres o familiares tenían mucho miedo a las arañas, es probable que tú también lo tengas.

Síntomas de aracnofobia

Los síntomas de este temor suele presentarse cuando se está en un escenario que te aterroriza. En el caso de la aracnofobia, es posible que los síntomas no aparezcan hasta que te enfrentes a las arañas. 

También es posible experimentar estos síntomas simplemente pensando en las arañas o viendo imágenes de ellas.

Según fuentes fiables, muchas personas con aracnofobia sobrestiman las posibilidades de ver una araña. Estas fobias también pueden llevar a una sobreestimación del tamaño y la escala de las arañas. Este miedo o sobreestimación de encontrar una araña también puede causar síntomas corporales.

Los síntomas corporales de la aracnofobia puede que se presenten atreves de:

  • Agitación o estremecimientos
  • Dolor abdominal
  • incremento del ritmo cardíaco
  • Llorar
  • Mareos o aturdimiento
  • Náuseas
  • Problemas para respirar
  • Sudoración

Tratamiento de la fobia a las arañas

Las fobias hacia las arañas puede que sea más fácil de tratar que las fobias más complejas. Incluso si de niño te daban mucho miedo las arañas, puede que de adulto muestres menos signos de aracnofobia. Es por ello, que te presentamos algunas posibles soluciones para superarlas.

De la misma manera que otros temores, la aracnofobia se trata mayormente con terapia, especialmente con la terapia epistemológica y conductual. 

El objetivo de la terapia cognitivo-conductual (TCC) es detener los pensamientos automáticos negativos asociados con el objeto o la situación temida y sustituirlos por pensamientos más racionales. Algunas de las técnicas utilizadas son:

  • Replanteamiento cognitivo: Esta técnica te ayuda a cambiar tu percepción cuando ves algo para que no lo veas como peligroso o estresante. Esto puede cambiar tu reacción física a estímulos sobre «he visto una araña».

Este método incluye métodos de descanso para superar los más pequeños miedos y los más grandes.

  • Los estudios han demostrado que la terapia de realidad virtual, que consiste en mostrar a una persona fóbica una araña virtual, es eficaz para tratar la fobia a las arañas.
  • El EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares) puede ser un tratamiento eficaz cuando una fobia es desencadenada por una experiencia traumática. En algunos casos, la fobia a las arañas puede tratarse con medicamentos.

Hay formas de controlar los síntomas de la aracnofobia cuando se presentan.

  • Técnicas de relajación: las técnicas de relajación como la respiración profunda, la atención plena, la relajación muscular progresiva y la meditación pueden ayudar a reducir los síntomas asociados a la aracnofobia.
  • Autocuidado: en esta técnica básicamente te enseñan a auto cuidarte para poder ayudar a reducir los niveles de ansiedad y estrés. El autocuidado incluye, realizar algún deporte, socializar con la familia y los amigos y dormir bien.

Si te sientes seguro, el uso de técnicas de relajación puede ayudarte gradualmente a enfrentarte a las arañas.

Si tú o sus seres queridos tienen dificultades en su vida diaria, póngase en contacto con un médico o terapeuta para obtener ayuda y apoyo para superar la fobia.

Consulta psicológica

El asesoramiento psicológico es el tratamiento más eficaz para la aracnofobia. La medicación no es un tratamiento directo porque no aborda el problema subyacente de la fobia. 

Sin embargo, el miedo subyacente puede tratarse con medicaciónLa exposición indirecta a las arañas podría ser una herramienta interesante para superar los miedos. 

Un análisis de 2019 de fuentes fiables sobre la aracnofobia descubrió que los pacientes a los que se les mostraban interpretaciones positivas de las arañas en los medios de comunicación (en este caso, la cinta ‘Spider-Man’) experimentaban una reducción del miedo.

Medicación

Los fármacos no pueden tratar directamente la aracnofobia, pero pueden mejorar los síntomas de la ansiedad generalizada. Las opciones incluyen:

  • Antidepresivos
  • Betabloqueantes
  • Sedantes
  • Suplementos para la ansiedad

Los cambios en el estilo de vida, como la alimentación saludable y la actividad física, pueden ayudar a reducir la ansiedad y los síntomas fóbicos relacionados.

Un antiguo análisis de 2003 demostró que la cafeína contribuye efectivamente a la fobia a las arañas. Se necesitan más investigaciones para determinar si existe una relación entre ambos, pero reducir el consumo bebidas energéticas, té y de cafeína puede ayudar a reducir los síntomas de ansiedad.

También puedes utilizar los siguientes hábitos para ayudarte a afrontar estos miedos.

  • Evita los lugares y situaciones en los que pueda ver o detectar una araña.
  • Incremento de la ansiedad al acercarse a las citas.
  • Pérdida general de la concentración y de la capacidad de afrontamiento.
  • Retirada social.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo buscar ayuda profesional?

En primer lugar, las fobias a la naturaleza no requieren un diagnóstico médico formal. De hecho, las fobias suelen ser auto-diagnosticadas.

Sin embargo, si la aracnofobia te está causando un daño importante, debes consultar a un profesional para que te ayude a superarla. Puedes examinar si la aracnofobia le perturba por las razones siguientes:

  • Dificultad para ser independiente y sociable.
  • Interfiere con su trabajo.
  • Interfiere con su vida social.
  • Hace que pasar tiempo con seres queridos se dificulte.
  • No le permite dormir por la noche.
  • Regularmente abruma sus pensamientos.

Si has pasado o por alguna razón pasas por alguna de estas, puedes considerar la posibilidad de recibir asesoramiento para ayudarte con tu fobia. El asesoramiento para una fobia puede incluir terapia individual, terapia cognitivo-conductual y terapia de grupo.

Un terapeuta te ayudará a enfrentarte a tus miedos para que en el futuro tengas menos miedo a las arañas. Este método es conocido como terapia de exposición.  Por último no se recomienda la evitación total, ya que sólo aumenta el miedo.

Mientras más rápido inicies el tratamiento, más probable será que la fobia se reduzca. Retrasar la ayuda profesional puede dificultar el tratamiento.

Fuentes

Deja un comentario