¿Sabías que la Acusticofobia es el miedo al ruido?

Normalmente una persona reaccionada de manera negativa ante el ruido fuerte y más si es inesperado. Pero también en algunas ocasiones se pueda tratar de la Acustofobia

Acusticofobia

Un sonido fuerte aunque sea muy agradable para algunos, para las personas que presentan la fobia que no es más que el miedo a los ruidos, esto es muy confuso y aterrador.

Esta fobia, ocasiona en las personas una sensación de pánico incontrolable a los ruidos que se generan en su entorno. Una persona desde muy corta edad puede sentir este miedo, y por su comportamiento ante un sonido fuerte es bastante sencillo determinar muchas veces que padece de esta condición.

Para presentar esta fobia, no existe límite de edad, ya que se puede manifestar en cualquier momento de la vida de una persona. 

Sin embargo, tiende a ser más frecuente en los niños, ya que corta edad pueden estar expuestos a situaciones desconocidas, que pueden influir en la asociación de sonidos placenteros o traumáticos a medida de su desarrollo.

Este trastorno psiquiátrico por lo general no presenta anomalía, y si presenta, es mínima en las vías neuroaudilógica periféricas o centrales, esta es la parte que se encarga del desarrollo de las reacciones los patrones de comportamientos a ciertos estímulos en cuanto a la presencia del sonido.

¿Cuáles son las causas de la  Acusticofobia?

En la actualidad, cada vez el ambiente que te rodea se torna más ruidoso, algunos factores pueden ser las constantes actividades, trabajos y desarrollo de la sociedad.

Cuándo nos encontramos en ciudades zonas industriales o lugares muy concurridos pueden desenvolver muchas causas .Y cómo la fobia, es una condición en la salud de la persona afecta de manera indirecta tu estado mental, puedes estar expuesto de muchas maneras.

Las causas son múltiples de la Acustofobia:

  • A raíz de algún trauma.
  • Algún momento traumático en la infancia relacionado con ruido.
  • Alguna lesión en la cabeza.
  • Fuertes migrañas.
  • Para una persona con Acustofobia, es totalmente perjudicial estar ante la acción de inflar un globo, ya que está situación puede ocasionar un ruido bastante aturdidor si se explota.
  • Puede deberse a la genética, es un factor bastante influyente en la persona debido a que sus antecedentes familiares son portadores de trastornos de ansiedad, y es muy probable que el descendiente de alguna persona con esta condición; parezca la afección.
  • Puede deberse también a la condición de autismo en algunas personas.
  • También puede producirse por factores externos, tales como situaciones de extremo ruido.
  • Presenciar eventos de discusión entre padres, cuando la persona está a una corta edad de su vida, donde el niño puede escuchar gritos qu pueden afectar su estado emocional y mental.

Síntomas de la Acusticofobia

Los síntomas ante la fobia, son bastante perjudiciales para el desarrollo de la vida de la persona afectada. No importa la edad, ya que esto trae consecuencias negativas para el desarrollo de las actividades de su vida diaria.

  • Aturdimiento prolongado
  • Ataque de pánico
  • Cambios en el estado de humor
  • Constante ansiedad
  • Deseo de huir
  • Desmayos repentinos
  • Dificultad para respirar
  • Dolor y presión de pecho
  • Latidos cardíacos fuertes o también aumento de la frecuencia cardíaca
  • Mareo intenso
  • Náusea o vómitos
  • Sudoración en varias áreas del cuerpo
  • Temor profundo

Tratamiento para la Acusticofobia

Aunque los tratamientos no quitan en su totalidad los traumas, son ideales para llevarlos a un estado de estabilidad. 

Dónde la persona puede desarrollar su vida diaria controlando su fobia, si se llega a presentar una situación de ruido amenazador para esta afección, la persona podrá mantenerse tranquila y saludable.

Y como en toda fobia, en la  Acusticofobia existen alternativas para su tratamiento, que son buenas para aplicar, según la condición del paciente y su edad.

Terapia de exposición (Desensibilización Sistemática)

Esta se trata de una terapia de conversación, la cual es guiada a una exposición de lo que tiene miedo, en este caso al ruido. Se expone la persona de forma consecutiva a sonidos que le causan la fobia.

Es una terapia qué puede ser tomada de manera grupal o individual para cada persona, en la mayoría de los casos resulta bastante efectiva.

Terapia cognitivo conductual (TCC)

Se aplica esta terapia en modo de psicoterapia, para controlar el miedo de esta fobia, está se utiliza solo de manera parcial  algunos elementos de exposición. 

Va combinada con técnicas qué ayudan a cambiar de una forma positiva los pensamientos de las personas y sus comportamientos ante la situación de trauma. Esto hasta que el paciente no sienta molestia al escuchar un ruido.

Técnica de relajación

Esta técnica es bastante certera y una de las más comunes, ya que la persona entra a un estado de relajación total, que es muy importante para mantener la mente en un estado estable de pensamientos, miedos y traumas.

Esta técnica se puede hacer de varias formas, puede hacerlo de pie, sentado en una silla apoyando su espalda, o bien puede acostado en una colchoneta de yoga. en el suelo, o en su colchón, donde usted prefiera.

Se recomienda que si está sentado en una silla, coloque sus brazos en la posición de descanso de apoyo de la silla.

  • Para lograr el estado de relajación su respiración debes fluir profundamente hacia su vientre, cómo se le haga más cómodo sin forzarla.
  • Debe intentar inhalar por la nariz y exhalar por la boca.
  • Repetidamente respire suave regularmente, esto funciona para algunas personas durante una repetición de 5 veces.
  • Vencer repeticiones durante 3 a 5 minutos.

Medicamentos

Los medicamentos aplicados deben ser estudiados por un profesional antes de ser consumidos, ya que se utilizan más que todo para el control de la ansiedad de los síntomas causados por los ataques de pánico. 

Los medicamentos en conjunto con la psicoterapia y las técnicas mencionadas son de gran ayuda para cada paciente afectado.

Preguntas frecuentes

¿Cómo determinas si es Acusticofobia?

El ruido fuerte puede ser incómodo y muy desagradable. Rara vez se da el caso que la persona ama el sonido que produce una alarma incesante, o la sirena de una ambulancia estricta, por ejemplo.
Como sabes, algunos ruidos fuertes, tales como los fuegos artificiales, pueden ser más fáciles y tolerantes, porque están asociados con cosas agradables, donde las personas disfrutan de ello. 
Unas estas, son experiencias con las que la mayoría de las personas pueden identificarse, una situación puede ser las fiestas de fin de año, celebraciones de fechas patrias, entre otras.  
Sin embargo, si tienes Acusticofobia o Fonofobia, te encuentras ante un evento de ruido con una respuesta muy intensiva a cualquier tipo de sonido que se origen, independientemente de su causa, igualmente la reacción será negativa.
Las personas con esta enfermedad sienten el estrés a un nivel bastante profundo, el miedo se intensifica si esperan que vaya a ocurrir un fuerte ruido. También tienen reacciones extremas en su comportamiento sobre ruidos fuertes tan pronto como ocurran.

¿Existen otras condiciones parecidas a la Acusticofobia?

Es normal que en cualquier momento en el ambiente dónde te encuentras, se pueda generar cualquier tipo de ruido y probablemente causarte ciertas molestias. Y hasta un miedo temporal o permanente, todo dependerá de cómo se ve la situación.
En los ambientes concurridos es muy probable que ocurran este tipo de situaciones, por lo que es importante que puedas distinguir entre la Acusticofobia y otras condiciones que son muy parecidas, las cuáles responderemos en las siguientes preguntas.

¿Qué es la Hiperacusia?

Esta es una condición en la que la persona puede presentar síntomas parecidos a una fobia, pero en realidad no lo es. Esta condición puede presentarse cuando la persona tiene alguna lesión cerebral, padece de alguna enfermedad de lyme, o bien si presenta algún trastorno de estrés postraumático.
Está afección ocurre porque existe un trastorno auditivo, qué causa que la persona perciba los sonidos de una forma más intensa de lo que realmente son.

¿Cómo detectar la Hiperacusia?

Si sientes que te afectan estos sonidos cotidianos
Alguien Masticando
Monedas Tintineantes
Un Motor De Coche
Un Perro Ladrando
Una Batidora

¿Qué es la Misofonia?

Esta condición tampoco se considera una fobia, es bastante común y se da de forma muy natural. Está más bien relacionada a las emociones.
Está reacción, ocurre antes sonidos como por ejemplo; el constante de goteo de un grifo, el sonido qué produce una persona cuando ronca, causa a la persona incomodidad y una reacción de angustia acompañada de malestar. 
Estos sonidos no precisan de un nivel alto, es decir; puede ser sonidos casi silenciosos o no, pero que ocurren de una forma constante.

¿Qué hacer ante la Acusticofobia?

Los pacientes que presentan a custodia deben en primer lugar asistir a un tratamiento en una clínica con médico general, o bien en ambulatorios generales dónde los atiendan médicos especializados, según el diagnóstico qué se presente.
Para hacer este proceso, se recomienda llevar una historia clínica ya que es primordial en la primera consulta, lo que ayudará a la derivación del problema. Así ayudara a dar con la verdadera causa o el verdadero síndrome que presenta el paciente y más aún si son niños.
Investigar de forma correcta para poder descartar todas las causas posibles, se recomienda tener mucho cuidado y precaución para tratar a estos pacientes, ya que si al hacer cualquier ruido fuerte su reflejo acústico se activaran, y por consecuencia puede agravar la intolerancia al sonido.

Fuentes

Deja un comentario