Acerfobia o el miedo a la acidez: Causas, síntomas y tratamiento

La acidofobia (también conocida como acerfobia o acerofobia) no es muy común. Afecta a personas que tienen miedo de estar en ambientes ácidos o de exponerse al ácido porque temen enfermedades físicas como las quemaduras.

Acerfobia

Vivir con una fobia de este tipo puede interferir con la vida social y la salud mental, y requiere la intervención de un profesional de la salud para lograr una recuperación completa. Ignorar el problema aumenta la probabilidad de que aparezcan problemas más graves, como la depresión, que pueden dar lugar a nuevas complicaciones.

El tratamiento de las fobias puede llevar tiempo, pero se han utilizado algunos métodos con éxito para tratar a las personas con acidofobia.

A diferencia de otras fobias comunes como la aracnofobia, fobia social, claustrofobia, acrofobia o la aviatophobia, la ansiedad que genera esta fobia afecta directamente a la dieta alimenticia de la persona que la sufre. Estas se limitan al momento de ingerir alimentos que tengan sustancias ácidas que puedan lastimarlos.

Por otro lado, estas personas están alerta a cada sensación de algún sabor amargo, porque los perturba físicamente y emocionalmente. Esto provoca que originen problemas estomacales, acidez estomacal, náuseas y enfermedades gastrointestinales que aumentan el miedo en la persona.

Es por ello que los que sufren esta condición eliminan alimentos con alto contenido ácido de sus dietas diarias. Cuando comen algo amargo, inmediatamente se sienten enfermos físicamente. Cada vez que prueban otra vez un sabor ácido pueden empeorar su acerofobia, es por eso que se recomienda ser cuidadosos y no consumir ningún alimento de este tipo.

Causas de la acerfobia

Todos los trastornos fóbicos son base de algún miedo, este pánico tiene enormes efectos en el estado de ánimo y en la capacidad de mantener la calma. Esta fobia a diferencia de otras no tiene causas totalmente claras y comprobadas. A pesar de eso, se pueden relacionar algunas con este trastorno para explicar su origen.

Entre las posibles razones de origen que producen esta fobia están:

Experiencias traumáticas con el ácido en la infancia

Las personas relacionan este tipo de fobia con alguna mala experiencia vivida en la infancia. El más común es probar un alimento ácido por primera vez, sea muy agrio o con sabor amargo fuerte y donde se tuvo una mala reacción.

A raíz de esto, el cerebro bloquea cualquier encuentro con el ácido como algo beneficioso, sin importar si pueden producir o no algún problema grave.

Puede ser un trastorno hereditario

Otra de las posibles causas de la acerfobia tiene relación con alguna herencia de algún familiar cercano (padres o abuelos) a los hijos o nietos. Aunque científicamente no está comprobada esta teoría, se han estudiado casos donde varias generaciones de una misma familia sufren de esta condición.

Algún evento traumático

Por último, vivir algún evento traumático en el pasado, ya sea durante la adultez o en la infancia. Después de esto la persona queda marcada y genera un trauma psicológico que trae consecuencias negativas para el resto de su vida

El origen del trauma puede ser algún accidente con un producto de limpieza o alimento con sabor amargo o ácido intenso. Esto tiene gran impacto y es la causa más común de la acerfobia.

Síntomas comunes de la acerfobia

Los principales síntomas que tiene una persona con acerfobia son la ansiedad, temor y el pánico.  Estos son signo comunes como en todas las fobias, pero a su vez, presentan otra cantidad de síntomas diferentes, entre estos están:

  • Alto nivel de nerviosismo. En este estado psíquico, el individuo pierde toda la calma y siente estímulos que lo llevan a sufrir episodios de preocupaciones.
  • Sudoración. La sudoración excesiva o transpiración, es un mecanismo de defensa y respuesta natural del cuerpocuando está presente en algún momento de tensión.  El cuerpo al verse ante mucha presión comienza a liberar mucho líquido salado sin control a través de las glándulas sudoríparas del cuerpo.
  • Ritmo acelerado de los  latidos del corazón. Mejor conocida como taquicardia, es cuando el corazón comienza aumentar rápidamente el ritmo de los latidos. En este tipo de fobia, se producen por estar antes una sensación de estar ante un peligro y esto causa temor.
  • Respiración rápida. Durante el episodio de pánico, la persona acerfobia puede sufrir una sensación de molestia en la mandíbula, debido al efecto de acidez.

Por otro lado, puede que al comer algún alimento se encuentre sin saber algún sabor ácido y entre en pánico de repente.

De igual manera, existen casos extremos donde la persona experimenta síntomas como:

  • Latidos irregulares con solo ver un limón o naranja.
  • Nauseas
  • Nerviosismo
  • Preocupación
  • Vómitos

¿Cómo se trata la acerfobia?

Sesiones relajantes

Una gran manera de ayudar a controlar la ansiedad, son las técnicas de relajación. Este proceso disminuye los efectos del estrés tanto en la mente como en el cuerpo. Las técnicas de relajación pueden controlar el estrés o temor que siente una persona con acerfobia. 

Debido a que el temor está fuera de control, pueden beneficiarse aprendiendo estas formas  de relajación. Aprender las técnicas básicas es fácil, son gratuitas y pueden realizarse en cualquier lugar sin ningún tipo de riesgo.

Se pueden obtener los siguientes de beneficios:

  1. Aprendes a controlar tus emociones ante algún episodio de pánico
  2. Aumenta tu confianza ante los problemas
  3. Disminuye la fatiga
  4. Disminuye la frecuencia cardiaca
  5. Disminuye la presión arterial
  6. Disminuye la tensión muscular
  7. Disminuye las hormonas del estrés
  8. Mejora tu digestión

Mientras más vayas aprendiendo técnicas de relajación, más rápido podrás ir teniendo más conciencia de la tensión muscular y otros efectos que produce este tipo de fobias. Puedes ir probando practicar alguna técnica al momento de que sientas algún tipo de ansiedad.

Con esto poco a poco puedes ir evitando el estrés que te genera esta fobia.

Tienes que ser amable y paciente contigo mismo, para ir perfeccionando tu capacidad de relajarte.

Aromaterapia

Estas sesiones de relajación tratan de colocar distintas fragancias a los pacientes como manzana, manzanilla, lavanda y otros tipos de olores suaves. Se ha convertido en una importante estrategia a la hora de trabajar con este tipo de fobias.

Luego con el tiempo pueden comenzar a probar olores cítricos como limón, parchita o naranja. Esto le permite al paciente ir experimentando con los olores ácidos de una forma más cómoda. Al mismo tiempo, los ayuda a controlar la ansiedad que experimentan al estar cerca de estas sustancias.

Experimentar con terapias de exposición

Esta última técnica es la más difícil de hacer, porque la persona se va exponiendo de manera controlada ante aquellos elementos que le dan pánico. De tal manera, se puede ir consiguiendo una mejor actitud de la persona al ir experimentando más seguido con esas sustancias ácidas que le dan tanto miedo.

De todos los tratamientos este suele ser el más efectivo y con mejores resultados para superar la acrofobia en poco tiempo.

La finalidad que persigue este método, es exponer al paciente de manera gradual a los elementos que le provocan temor. De esta manera, se puede conseguir una insensibilidad de la persona ante las sustancias ácidas que provocan la reacción de miedo. Estos métodos son muy efectivos y suelen tener resultados en poco tiempo.

Para concluir, este es un trastorno muy extraño que afecta a muchas personas alrededor del mundo. Sus síntomas tienen un gran impacto en la salud de los pacientes y los limitan en muchos aspectos de su vida.

Por lo tanto, conocer más sobre este tipo de fobia ayuda a comprender mejor a la acerfobia y saber cómo tratarla para controlar el miedo por los ácidos.

Preguntas frecuentes

¿Los tratamientos funcionan para superar la acerfobia?

Igual que otras fobias o enfermedades, cualquier tratamiento que se aplique puede tomar bastante tiempo para ver resultados. Sin embargo estos métodos han sido estudiados y se ha demostrado su confiabilidad.

El más popular y tradicional es la terapia de exposición; donde el paciente poco a poco se va exponiendo a sus miedos.

¿Cuáles son las consecuencias de la acerfobia?

A diferencia de otras fobias, esta extraña fobia limita a la persona al momento de comer o disfrutar de algún alimento ácido. Este miedo tiene consecuencias en estas personas, porque es común encontrar sabores ácidos en las comidas que cocinan en restaurantes o alguna fiesta.

También tienen problemas y limitaciones laborales, debido a que muchos se autoprotegen demasiado para no estar expuestos a cualquier peligro.

Esto genera mucha desesperación para las personas que sufren de este tipo de fobia. Su problema puede ocasionar molestias en reuniones sociales, ya que pueden estar cerca de sustancias ácidas y al final muchos prefieren aislarse.

Recomendaciones generales

Lo más recomendable es ir a consulta con un psicólogo, donde se encargará de realizar un extenso análisis que lograra buscar la raíz de tu miedo por los ácidos. Este es el primer paso para probar los tratamientos o terapias para ir dejando este miedo tan particular.

Poco a poco podrás ir experimentando probar comida con sabores amargos y comenzar a entender que no es ningún tipo de peligro.

También se pueden usar medicamentos prescritos, sin embargo, estos solo tienen un efecto a corto plazo para controlar ciertos síntomas. Pero estos medicamentos no curan para siempre la acerfobia y en muchos casos generan efectos secundarios.

Fuentes

Deja un comentario