Trastorno espectro autista

Un trastorno de espectro autista es una discapacidad del desarrollo. Dependiendo del nivel del espectro puede dificultar las interacciones sociales o hacer que una persona no sea en absoluto funcional.

autista

Hay que entender que el autismo no es una enfermedad. Si bien tiene síntomas y una etimología es reconocido por la comunidad médica como una condición. Millones de personas alrededor del mundo tienen autismo.

El espectro autista es tan amplio y ambiguo que se puede estar dentro de él toda la vida. Y nunca estar consciente de que se tiene esta condición. La mayoría de quienes tienen autismo dentro de lo funcional son profesionales competentes.

Algunos científicos piensan que el autismo es una señal temprana de la siguiente etapa de la evolución humana. Opinión que surge a partir de los impresionantes talentos que demuestran algunos de ellos en varios campos.

Muchas personalidades famosas están dentro del espectro autista. Entre los más destacables está el ganador del Oscar Anthony Hopkins y el creador de Pokémon Satoshi Eiji. Ambos diagnosticados con Asperger.

El trastorno de espectro autista es una afección que afecta la forma en la que la persona percibe y socializa con otros individuos. Lo que se manifiesta en dificultad para hacer amistades. Aislamiento e introspección constante.

Aunque actualmente hay un criterio unificado de lo que es el espectro autista. Solían considerarse todas sus formas como afecciones independientes. Sin embargo el espectro implica que todos tienen característica que guardan relación.

El trastorno de espectro autista comienza en los primeros años de la infancia. Así mientras el niño se desarrolla. Y las relaciones humanas son más complejas. Su capacidad para desenvolverse en la sociedad se ve limitada.

El autismo se manifiesta durante el primer año de vida. Aunque en ciertos niños el desarrollo parece normal hasta el año y medio de vida donde comienza un período de regresión.

Síntomas del trastorno de espectro autista

Algunos niños al principio de su infancia presentan diversos síntomas de esta afección. Como evitar el contacto visual. Falta de respuesta cuando se les llama o indiferencia ante la personas que se encuentran a su cargo.

Por su parte, otros niños pueden tener un desarrollo aparentemente normal. Pero a partir de los dos años empiezan a sufrir una regresión. Como la pérdida de la capacidad para comunicarse con lenguaje hablado aprendido, introspección y agresividad.

Los síntomas y patrones de comportamiento varían en cada individuo. Así como la gravedad y la funcionalidad del trastorno. Debido a esto, es difícil diagnosticar con exactitud la gravedad del trastorno.

Al final, la gravedad está determinada por la capacidad que tiene el individuo para desenvolverse. Y como la serie de síntomas autistas lo limita del funcionamiento normal como individuo dentro de la sociedad.

Las características de este trastorno son en verdad únicas. Aunque dos personas tengan el mismo padecimiento. Mientras un niño puede tener dificultades para aprender otros puede tener una retención superior a lo normal.

La característica común es la poca capacidad de establecer relaciones sociales y de comunicarse con normalidad.

La clasificación específica de los síntomas se basa en cómo afecta la relación del individuo con el entorno su cognición, sus habilidades de comunicación y en general la funcionalidad del individuo.

Patrones de comportamiento del trastorno de espectro autista

Niños y adultos con este padecimiento. Presentan patrones de conducta e intereses que les permiten crear estructuras ordenadas. Con actividades repetitivas. Así estas personas presentan estos signos:

  1. No participa en juegos de emulación o imitación como suelen hacer otros niños. Con cosas de la vida, películas o superhéroes.
  2. Se obsesiona con un objeto o actividad de manera intensa.
  3. Suelen sufrir trastorno sensorial de manera accesoria. Lo que implica hipersensibilidad o insensibilidad a estímulos sensoriales como luces y sonidos fuertes en general.
  4. Tiene formas específicas de consumir alimentos. Se privan de comer ciertos alimentos con textura que les parece desagradable.
  5. Desarrollan rituales y un orden específico en su entorno que los altera en caso de ser perturbado.
  6. Tienen problemas de coordinación. Muestra torpeza y patrones de movimientos extraños. Formas específicas de caminar y moverse fuera de lo común. Rigidez exagerada.
  7. Se deslumbran con los detalles de ciertos objetos.
  8. Realiza movimientos repetitivos. Que son parte de un patrón que deben realizar de manera ritualista durante su día a día.
  9. Pueden realizar acciones en las que se hacen daño como morderse las uñas o golpearse la cabeza.

A medida que una persona crece. Estos síntomas pueden llegar a reducirse al punto de ser imperceptibles. Esto en virtud de que el individuo ha llegado a insertarse en la vida social de manera asertiva y tiene un entorno saludable.

Interacciones Sociales y Comunicación

Las personas que están dentro del espectro suelen tener dificultades para establecer vínculos sociales. En general, tienen dificultad para comunicarse. Presentan estos síntomas:

  1. No responden cuando se les llama por su nombre. En ocasiones da la impresión de que no te están escuchando.
  2. No suelen hacer contacto visual o de tener expresión facial.
  3. Se resiste al contacto físico afectivo y prefieren jugar solo y abstraerse en su propia realidad.
  4. Tienen problemas del habla. Como regresión en el aprendizaje.
  5. Habla con tono o ritmo anormal. La forma en la que exteriorizan el lenguaje hablado parece emular la voz de un robot o ser muy melódica.
  6. Carece de empatía y no expresa sus emociones.
  7. Aborda situaciones sociales de manera inadecuada. Con demasiada energía o agresividad.
  8. No reconoce el lenguaje corporal obvio para la mayoría.
  9. Les cuesta iniciar conversaciones a menos que les sea absolutamente necesario y no por razones sociales.

Causas del trastorno de espectro autista

El trastorno de espectro autista no tiene un origen determinado. Como muchas de las patologías psicológicas. Solo se han desarrollado teorías acerca de cuáles son sus orígenes. Y sobre todo el autismo tiene un origen desconocido.

Genética

Se cree que las personas con antecedentes familiares de autismo son más propensas a padecer esta condición. Así que existe la posibilidad aun no probada de que un padre autista tenga un hijo con la misma condición.

Algunas patologías genéticas pueden dar origen o aumentar el riesgo a sufrir autismo. Se cree que algunos genes están relacionados al autismo. Como el síndrome de Rett y el síndrome de cromosoma X frágil.

Otros síndromes genéticos pueden afectar el cerebro. Y la forma en la que se comunican las neuronas. Predisponiendo a través de estas mutaciones o cambios a que una persona puede sufrir autismo.

Ambiente

Se ha estudiado acerca de si la exposición a ciertos factores ambientales como contaminación del agua o radiación puede causar varias patologías. Entre ellas trastorno de espectro autista.

También se agregan entre los factores de riesgo que puedan originar el autismo:

  1. Complicaciones durante la gestación y el parto.
  2. Infecciones virales.
  3. Consumo de  ciertos medicamentos.
  4. Los bebés  extremadamente prematuros (26 semanas o menos) son más propensos a sufrir autismo.
  5. Los hijos de padres de edad avanzada.
  6. Los varones son 4 veces más propensos a sufrir autismo que las niñas.

El trastorno de espectro autista y las vacunas

Muchas personas creen que la vacunación puede tener como consecuencia el desarrollo de trastorno de espectro autista. Esto no es más que una opinión sin base científica desarrollada por distintos grupos antivacunas.

La realidad del asunto es que no existe relación entre el desarrollo de autismo y la vacunación. La mayoría de los estudios que apoyan la hipótesis de que las vacunas provocan autismo no están bien realizados y son mal fundamentados.

No vacunar a un niño puede hacer que sufra y contagie enfermedades a otros niños. Que la comunidad médica ha logrado prácticamente erradicar gracias a la administración de vacunas como la pentavalente.

Consecuencias del trastorno de espectro autista

No existe forma de prevenir que un niño padezca trastorno de espectro autista. Hay que entender que es una condición y que la terapia puede ayudar a una persona a adaptarse de manera más eficiente a la sociedad.

De entre las posibles consecuencias de este trastorno están el aislamiento social y los problemas de aprendizaje en general. El autismo no tiene cura y los síntomas solo se pueden tratar con terapia.

Algunos psicofármacos como ansiolíticos ayudan a la concentración del individuo. Pero en general, no se recomienda, ya que no es percibido por la comunidad médica como un mal que implique un tratamiento para resolverlo.

Otros de los posibles hechos que debe enfrentar un autista son el abuso y la estigmatización. A pesar de ello, cada día la sociedad se informa cada vez más acerca de lo que es el autismo y como tratar a las personas que lo poseen.

El diagnóstico temprano puede ayudar a un individuo a futuro a convertirse en un ser funcional. A tener una mejor calidad de vida. Por ello, es importante que consulte con un médico si sospecha que su hijo tiene este trastorno.

Deja un comentario