Trastorno hipocondríaco

La salud es un tema importante para todo el mundo. Sin embargo, puede llegar a obsesionar a algunos. Cuando esa obsesión cruza el espectro de las patologías y se convierte en un desorden mental, se padece de un trastorno hipocondríaco.

hipocondríaco

Realizarse chequeos con relativa continuidad y tener hábitos saludables son cuestiones fundamentales para llevar una vida plena. Pero hay un punto en que los controles se transforman en una manía que la persona no puede manejar

Pero ¿Qué es exactamente un trastorno hipocondríaco? Es la obsesión con la idea de que se sufre una enfermedad. Por supuesto, los males que crea la mente suelen ser graves o por lo menos crónicos.

Es también llamado trastorno de ansiedad por enfermedad, hipocandriosis o ansiedad por la salud. Este padecimiento se presenta de manera leve a grave. A veces puede generar síntomas físicos pero la mayoría son mentales.

Síntomas del trastorno hipocondriaco

Muchas veces es difícil reconocer los síntomas que comprenden este trastorno mental. Suelen confundirse con conductas normalizadas que se repiten en todo el cuadro familiar.

Uno de los populares personajes de la cultura pop Sheldon Cooper, de la serie The Big Bang Theory es hipocondríaco. Durante la serie muestra varios de los síntomas que se han de tratar posteriormente.

Así el lector puede hacerse a la idea de cómo afecta a una persona el ser hipocondríaco. Como otros trastornos o condiciones pueden derivar en este. Aunque sea una aproximación satírica.

A continuación se enlistan los síntomas y sus consecuencias para el desarrollo de la vida diaria:

Preocupación constante

Característico de los trastornos relacionados a la ansiedad, es el sufrir miedo irracional. Tal es el caso de la hipocandriosis. Quienes sufren este mal sienten terror constante a sufrir una enfermedad grave.

Puede empezar por un leve temor. El paciente con trastorno hipocondríaco es capaz de ver en todos lados señales de enfermedades como cáncer o síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

Las señales que percibe el paciente terminan convirtiéndose en una obsesión compulsiva. Así pueden desarrollar otros trastornos a partir de evitar la posibilidad de una enfermedad grave.

Obsesión con su propio cuerpo

Se sobre informan sobre enfermedades y síntomas en general. Esto conlleva a que asistan en intervalos muy continuos al médico. O que los visiten ante cualquier síntoma.

Los individuos con este trastorno llevan un control detallado de lo que consumen. Limpian y lavan su cuerpo constantemente. Algunos llevan controles de lo que defecan.

A partir de la obsesión con su propio cuerpo para buscar síntomas. Un paciente hipocondríaco puede desarrollar también ansiedad social. Reconociendo a las demás personas y el entorno como emisores de agentes patógenos.

Síntomas exagerados o ficticios

Un denominador común entre los que sufren de hipocandriosis es el reconocer todo síntoma o enfermedad leve como algo grave. Pueden transformar en sus mentes una gripe en una neumonía bilateral.

La fuente de este síntoma es la ansiedad. El miedo a sufrir una enfermedad mortal. Algunos pacientes pueden desarrollar síntomas psicosomáticos que pueden llegar a manifestarse físicamente.

Crear síntomas ficticios puede dificultar las interacciones interpersonales. Cualquier situación social puede ser considerada como detonante de una enfermedad grave.

En el peor de los casos el paciente pude desarrollar patologías como la agorafobia. Lo que consecuentemente terminaría por aislar al paciente. Otra consecuencia puede ser la dependencia a los fármacos.

Capacidad de describir síntomas de manera precisa

Este síntoma de hecho se reconoce desde el exterior. Los pacientes hipocondríacos a pesar de no tener preparación médica  formal. Pueden describir con extremo detalle los síntomas que sufren incluso si no son reales.

Realizan investigaciones minuciosas por lo que tienen conocimientos sobre una amplia gama de enfermedades graves. Así describen síntomas como parte de patologías graves aunque son completamente intrascendentes.

Susceptibles a sugestión

Son vulnerables a la desinformación y el amarillismo. Cuando surgen noticias o investigaciones sobre nuevas enfermedades. El hipocondriaco busca encajar de cualquier forma en el cuadro de síntomas de la nueva enfermedad.

Cualquier noticia que tenga que ver con posibles pandemias o epidemias futuras crean en el paciente alarmismo. Aun si estas noticias están basadas en hipótesis sin comprobación o solo tienen el objetivo de informar o prevenir.

Toman como cierta cualquier información que les parezca conveniente. Que le permita dar rienda suelta a su creatividad para inventar síntomas y aislarse.

Los pacientes hipocondríacos de avanzada edad son quienes presentan este síntoma de manera más marcada. Su poco dominio sobre los avances y nuevas tecnologías a veces no los dejan comprender el alcance de una información.

Causas del trastorno hipocondríaco

Como cualquier trastorno basado en la ansiedad tiene muchas fuentes:

  1. Entorno: Si la familia tiene antecedentes de enfermedades graves o sufre de hipocandriosis el individuo es más propenso a ser hipocondríaco. Recientemente se incluye a esta causa la pandemia como detonante.
  2. Traumas: El haber tenido o tener un familiar o amigo con un padecimiento que haya sido mortal o sea grave. Esto puede originar en la persona un trastorno hipocondríaco.
  3. Padecimientos anteriores: El haber tenido una experiencia incómoda o cercana a la muerte por padecer una enfermedad. Puede dar origen a ser hipocondríaco. El paciente ve en todo síntoma que se repetirá el mal.

Consecuencias de ser hipocondríaco

Lo primero que se debe tener en cuenta antes de hablar de posibles consecuencias. Es que es una enfermedad mental. Por lo tanto, implica la posibilidad de que desencadene otra serie de trastornos y llegue a ser mortal.

El hipocondríaco, a raíz de la ansiedad que le produce el padecer en un escenario hipotético, una enfermedad grave. Desarrolla un miedo irracional, parte desde allí y puede sufrir de depresión, ansiedad social y otros males en la psiquis.

Entre las variadas consecuencias documentadas del trastorno hipocondríaco están:

1) La autoflagelación: El paciente puede llegar a lastimarse con sustancias variadas con tal de evitar agentes patógenos.

2) Depresión: El miedo constante puede causar al paciente un cuadro depresivo. Al verse vulnerable a cualquier enfermedad mortal o pensar que sufre una.

3) Suicidio: Al no poder lidiar con la posibilidad de adquirir un mal grave. El hipocondríaco puede decidir terminar con su vida.

4) Desarrollo de otros trastornos mentales: A raíz de la hipocandriosis se pueden desarrollar psicosis. Esto porque el mal en sí, parte de un distorsión negativa de la realidad.

Tratamientos del Trastorno hipocondríaco

Ya que comúnmente es un trastorno de carácter crónico. Debe ser tratado desde una óptica multidisciplinaria. Tanto desde terapia psicológica a tratamiento farmacológico de corte psiquiátrico.

En vista de que es un trastorno que parte de la ansiedad. Los pacientes tienen una vida deficiente de baja autoestima, y estados de ánimo muy variables. Se hacen incapaces de producir sus propios neuroreceptores.

Partiendo desde el uso de fármacos. La idea es reducir o apaciguar los síntomas. Una vez se hayan regulado se comienza a tratar con terapias psicológicas. Se cohesionan con terapias alternativas como aromaterapia y acupuntura.

Hay que tener cuidado con el desarrollo del tratamiento. Los pacientes hipocondríacos son susceptibles al abuso de fármacos. También a tomar como única respuesta conveniente las terapias alternativas.

En muchos casos el problema es que ya que su vida gira en torno a sus problemas ficticios de salud. Buscan más bien continuar con sus padecimientos y no buscarles una solución.

¿Cómo ayudar a un hipocondríaco?

Es bastante difícil que un hipocondríaco reconozca que sufra de este trastorno. Por ello, si se es un médico o un amigo de personas con hipocandriosis. Se debe tener en consideración varias cosas antes de interactuar con uno.

Como una persona que no es un profesional de la salud lo mejor que puedes hacer es intentar que tu amigo vaya a un especialista. Quien en verdad puede ayudarlo es un médico y más específicamente un psicólogo o psiquiatra.

Para abordar a un paciente en el que se reconocen los síntomas de un trastorno mental por enfermedad. En caso de que acuda en busca de un diagnóstico se debe hacer lo siguiente:

  1. Lo primero que se debe hacer es documentar al paciente con la precalificación de un trastorno hipocondríaco. A partir de eso puede prevenirse en el centro médico que alimente su trastorno.
  2. Se deben abordar los síntomas que el paciente invente. Deben ser reconocidos por el médico, para que una vez analizados sean descartados como tal. Y tener en cuenta que podrían ser ciertos.
  3. Cualquier diagnóstico debe partir de mediciones precisas del médico. No deben hacerse por descarte. El mismo detalle que usa el paciente para describir sus síntomas debe utilizarse para descartarlos.
  4. El médico debe limitarse a ordenar pruebas. Para cualquier caso no sobran los exámenes. Pero a sabiendas de que alguien es hipocondríaco esto puede ser un detonante del trastorno.
  5. El médico debe programar tiempo al paciente con un especialista en trastornos mentales. Esto debe hacerse con tacto, haciendo entender al paciente que es parte del tratamiento.

El trastorno mental pro enfermedad, hipocandriosis o trastorno hipocondríaco no debe ser tratado a la ligera. Por ello, es que siempre es recomendable que se trate a la salud mental como a la salud física evitando trastornos de este tipo.

Deja un comentario