Trastorno somatomorfo tratamiento

El tratamiento del trastorno somatomorfo es una mezcla de fármacos de orden psiquiátrico y terapia cognitivo-conductual. Esto debido a que los diversos síntomas manifestados por el paciente surgen de su mente.

somatomorfo

En el orden de las enfermedades mentales. El trastorno somatomorfo es una patología psíquica. Se caracteriza por el padecimiento de dolor y fatiga de diversos tipos. Que el paciente asocia con distintas patologías.

La manifestación de estos síntomas físicos lleva al paciente a sentir una gran angustia emocional. Lo que hace que el paciente busque asistencia médica constante en busca de una solución para su problema.

El diagnóstico de trastorno somatomorfo se sobrepone ante otros con el mismo tipo de síntomas. Como la hipocondría y el trastorno de dolor. La base de este trastorno es que en efecto existen las sensaciones que describen.

A menudo, cuando la fuente de los síntomas no es somática. Sino que existe un trastorno físico que los explica. Estos síntomas son exagerados por el paciente y desarrolla otros que no están ligados al mal diagnosticado.

Las personas con trastorno somatomorfo no inventan o buscan convencer a los demás de que sufren estos síntomas. Su mente influye en su cuerpo para dar estas manifestaciones fisiológicas.

Esto hace difícil que los profesionales de la salud muchas veces den con el diagnóstico de trastorno somatomorfo. Por ello un médico no puede descartar sus sospechas.

Ante la posibilidad de este trastorno. La fase previa al tratamiento es el diagnóstico integral. Una vez descartadas las fuentes físicas de los síntomas que sufre el paciente se inicia una evaluación psicológica.

El psicólogo preparará un cuestionario y determinará mediante análisis de las respuestas y el lenguaje corporal del paciente. Si en efecto este, sufre de un trastorno somatomorfo.

El profesional de la salud mental debe tener en cuenta la situación familiar del paciente. Su entorno laboral y donde vive. Antecedentes familiares, sí consume de sustancias como alcohol o drogas.

La Asociación estadounidense de Psiquiatría ha definido los criterios para el diagnóstico. Esto en su texto más usado por los psicólogos y psiquiatras. Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición:

  1. La presencia comprobada de uno o más síntomas como dolor, cansancio o fatiga.
  2. La recurrencia de los síntomas, si estos persisten 6 meses después de haberse descartado una enfermedad fisiológica o haberse recuperado por completo de una.
  3. Constantes pensamientos y excesivos. Con respecto a la gravedad de los síntomas que percibe el paciente.

Síntomas de trastorno somatomorfo

La lista de síntomas que sufren los pacientes con trastorno somatomorfo guardan relación principalmente con la manifestación de síntomas fisiológicos. Que reducen la funcionalidad del paciente haciendo que sufre además de mucha intranquilidad.

En este orden de ideas, los síntomas manifestados son los siguientes:

  1. Se caracteriza por sensaciones específicas. Dolor generalizado, fatiga y dificultad para respirar cansancio, debilidad, entre otros. En resumen, señales que pueden ser parte de prácticamente cualquier enfermedad.
  2. Los síntomas no parecen estar relacionados con ningún mal que pueda ser diagnosticado por el médico. Es decir, luego de distintos exámenes se comprueba que no tienen origen.
  3. Los síntomas pueden ser leves o moderados. Sin embargo, pueden llegar a reducir la capacidad de ser funcional del paciente.
  4. Los síntomas pueden ser únicos. Puede simplemente sentir dolor por ejemplo. Pero también puede haber un cuadro completo de males que la persona sienta que sufre.

Los riesgos de sufrir trastorno somatomorfo son varios. El primero es que la personas, al ver que su angustia y dolor no tiene solución. Desarrolle trastornos relacionados como depresión y ansiedad.

La persona puede llegar a gastar dinero desmedidamente en consultas, exámenes y medicina. Al punto de llegar a sufrir problemas de liquidez económica como resultado.

Puede sufrir dependiendo de la gravedad de los síntomas. Incapacidad parcial o total. Lo que no le permite al paciente llevar una vida laboral o siquiera realizar tareas del hogar y actividades de la vida diaria como persona funcional.

Problemas para tener relaciones interpersonales y afectivas. La persona siente que no es capaz de lidiar con sus males físicos y la angustia que le causan. Partiendo de ello, le cuesta relacionarse con los demás desde cualquier perspectiva.

Otro problema que puede acarrear es el aumento de la propensión al suicidio a causa principalmente de los trastornos subyacentes con episodios maníaco-depresivos.

Una vez determinados los síntomas dentro del espectro del trastorno somatomorfo. No queda más que pasar a la etapa del tratamiento. Que en el caso de esta enfermedad mental es principalmente psicoterapéutico.

Tratamiento psicológico del trastorno somatomorfo

Para tratar esta enfermedad mental se emplea terapia cognitivo conductual ¿Pero en qué consiste? ¿Qué técnica específica se utiliza en este tipo de terapia?

Es un tipo de terapia del lenguaje. Que consiste en la asistencia frecuente ante un psicoterapeuta que de manera estructurada crea un esquema para resolver las patologías mentales desde un enfoque de reaprendizaje.

La terapia cognitivo-conductual ayuda al paciente a crear herramientas para lidiar con los síntomas del mal que lo atañe. Puede ayudar de la siguiente manera al paciente:

  1. Es una opción a los tratamientos con psicofármacos cuando no pueden ser aplicados al paciente por situaciones externas.
  2. Aprender a controlar los síntomas de la enfermedad mental.
  3. Prevenir recaídas en los episodios de los trastornos mentales.
  4. Aprender a lidiar con el estrés.
  5. Controlar e identificar las emociones negativas.
  6. Afrontar el dolor, la frustración y la pérdida.
  7. Solucionar conflictos del entorno social y familiar.
  8. Superar traumas.
  9. Afrontar enfermedades
  10. Controlar síntomas crónicos de las patologías mentales.

En el trastorno somatomorfo ayuda al paciente a crear herramientas para afrontar el mal desde varios ángulos. Mejora su funcionalidad y permite tratar males subyacentes como la ansiedad y la depresión.

Le permite al paciente de trastorno somatomorfo entender que lo que percibe sobre las enfermedades no es lo correcto. Que sobre reacciona ante las implicaciones de lo que sufre. Aprenden a lidiar y reducir los síntomas somáticos que sufren.

Para la aplicación de esta terapia se usa el llamado protocolo unificado o UP. Que consiste en una estructura técnica con protocolos específicos adaptados al mal que se sufre. Desde el diagnóstico hasta el final del tratamiento.

Abarcando la psicoeducación. Que es la entrega de herramientas para lidiar con el trastorno y sus consecuencias. La reevaluación cognitiva que busca progresivamente supervisar la conducta progresiva del paciente.

La regulación emocional. Que busca controlar las respuestas emocionales del paciente que le causan angustia ante los síntomas que sufre. Comportamiento cambiante que es la adaptación final de las conductas del individuo.

Así el paciente podrá afrontar sus síntomas y reemplazar las conductas dañinas. En este caso, involuntarias que lo llevan a exagerarlos o a darles una importancia mayor a la que en verdad tienen. Hasta que terminen por desaparecer.

Tratamiento psiquiátrico

Los medicamentos son recomendados para tratar los males o síntomas subyacentes. Que se originan a raíz del trastorno somatomorfo como la ansiedad y la depresión.

Para ello, se usan antidepresivos y complementos dietéticos como litio. No hay una medicina específica que se recomiende. Todo depende de las consecuencias emocionales que afronta la persona y de si necesita ayuda psiquiátrica.

Causas del trastorno somatomorfo

El trastorno somatomorfo se origina como todas las enfermedades mentales. A partir de la estructura cerebral, el entorno y los traumas sufridos por el paciente. Algunas de la causas son más comunes que las otras.

Estructura del Cerebro

Desde el cerebro se originan mutaciones que pueden ser de origen hereditario. Únicas del individuo o adquiridas mediante una situación o durante el desarrollo. Lo que puede dar como origen al trastorno somatomorfo:

  1. Herencia de ciertos patrones químicos y bioeléctricos en el cerebro que hacen al individuo propenso a las enfermedades mentales.
  2. Funcionamiento fuera de lo común del cerebro a partir de una mutación que lo haga adquirir ciertos patrones de conducta relacionados con las enfermedades mentales.
  3. Desbalance químico originado desde la genética, mutaciones o influencias externas. Que provoquen como consecuencia el padecimiento del trastorno somatomorfo.

Entorno

A lo largo de su vida, a un individuo se le presentan distintos ambientes. La manera en la que interactúa con ellos marca y define su conducta en general. De allí que esta sea una causa común de los trastornos mentales.

De acuerdo a lo planteado, el trastorno somatomorfo es causado a partir de:

  1. Conductas imitadas: Si una persona ve los síntomas característicos del trastorno somatomorfo como una conducta normal. Posiblemente la imite sin siquiera darse cuenta.
  2. Influencia familiar: Todo trastorno mental puede manifestarse en un individuo como forma de reaccionar a una influencia familiar negativa. Este ambiente tóxico arrastra a la persona a sufrir trastornos mentales.

Traumas

Los traumas son fuente de muchos males psíquicos como el estrés postraumático. Pero en el caso del trastorno somatomorfo la situación detonante es bastante específica.

El padecer o haber padecido una enfermedad crónica o severa. Puede dar origen a este trastorno. Aún después de haberse recuperado en su totalidad. El paciente sigue manifestando síntomas y además agrega afecciones nuevas.

Se sabe que es algo común en pacientes que han sufrido ataques cardíacos o males que implican intolerancia a ciertos alimentos. Siguen diciendo que sufren síntomas adversos como intolerancia, fatiga y dolor aún después de ser curados.

Ante la sospecha de que sufres de este trastorno o que algún allegado lo padezca. No debes dudar en buscar un psicólogo que determine si se padece de trastorno somatomorfo.

Deja un comentario