Trastorno bipolar tipo 3

Antes de entrar en lo que es un trastorno bipolar es necesario manejar cierta terminología. Lo que es un trastorno mental, un trastorno afectivo y finalmente un trastorno bipolar tipo 3.

bipolar grado 3

Comenzaremos definiendo que es un trastorno. Se le llama trastorno a toda afección mental. En efecto, aunque sea una enfermedad no suele referirse a un trastorno de ese modo porque se trata precisamente de una alteración en la psiquis.

Es mencionable que incluye dos fases y una fase mixta. Una fase maníaca en la que el paciente muestra una euforia y estados de ánimo aparentemente asertivos. Que lo inclinan a tomar decisiones de manera rápida y a estar agitado.

Los trastornos mentales vienen a clasificarse por muchos factores. Existen trastornos de ansiedad, trastornos depresivos. Pero el trastorno bipolar en este caso se clasifica dentro de lo que son los trastornos afectivos.

Lo que clasifica el trastorno bipolar dentro de los trastornos afectivos es la forma en la que se manifiesta. En el caso del trastorno bipolar el convaleciente muestra estados de ánimo variables que afectan su día a día.

Incluye una fase depresiva en la que la persona muestra estados de tristeza sostenida y desánimo. Y puede incluir una fase mixta en la que ambos estados anímicos se entremezclan.

En una fase mixta el paciente pierde la percepción de la realidad. Y es básicamente incapaz de lidiar con el exterior y consigo mismo.

El trastorno bipolar tipo 3 es conocido por ser principalmente inducido. El primer caso documentado se dio en 1981. A raíz de la aplicación de anticonvulsivos se le llamó “manía precipitada por fármacos”.

Tipos de trastorno bipolar

Un trastorno bipolar es también llamado trastorno maníaco-depresivo. Alguien que sufre este trastorno psíquico padece de una rotación repentina de episodios maniacos, depresivos y mixtos.

Los episodios pueden estar separados por días, meses o años. Depende del tratamiento al que se someten los pacientes o si se someten a ellos. Se clasifican en cuatro tipos de trastorno:

Trastorno bipolar tipo I

La forma más conocida de este trastorno. Sin embargo no es la más común, simplemente por el hecho que de los cuatro tipos es la que tiene episodios más consistentes.

Hay una coordinación entre los episodios eufóricos maníacos y los depresivos. A veces imperceptibles para los terceros. Los pacientes que sufren este tipo son los más funcionales debido a que sus fases son más predecibles.

Trastorno bipolar tipo II

Esta es la forma del tipo de trastorno bipolar más frecuente. Destaca por una predominancia del espectro depresivo dentro del cuadro de síntomas del trastorno bipolar. Se combina con episodio hipomaníacos.

Se clasifica dentro de la bipolaridad por lo aleatorio de los cambios de episodios anímicos. Además los momentos maníacos son de rango relativamente leve, constante al punto de lo irritable con una extensión que no supera los 4 días.

Trastorno bipolar tipo III

Este tipo de trastorno bipolar no está clasificado como tal dentro del espectro. Sin embargo, un consenso internacional coincide en un aspecto fundamental. Se origina a partir de la administración de antidepresivos y anticonvulsivos.

Es un trastorno inducido. Ciertas sustancias terminan reaccionando mal con relación al ritmo metabólico y características de quien los consume. El fármaco a partir del cual se originó el estudio de este tipo de trastorno es la carbamacepina.

Algunos médicos también clasifican el trastorno tipo 3 como tardío. El cual se presenta en pacientes de edad avanzada. O que aparecen mucho después de haber sufrido una lesión cerebral.

Trastorno bipolar tipo IV

Este trastorno se presenta en personas con temperamento “hipertímico”. Que es un temperamento generalizadamente animoso, son sociables e inclinados al liderazgo.

Se desarrolla en los individuos antes mencionados de forma tardía a raíz de estímulos externos, traumas o estructura cerebral.

Ya que están acostumbrados a los entornos en los que se desarrollan esta tercera variable no es un indicativo.

Causas del Trastorno bipolar tipo 3

A diferencia de cualquier trastorno de orden psíquico.  El trastorno bipolar tipo 3 es inducido. Como un efecto secundario de fármacos. Tanto en el tratamiento de la propia depresión de una enfermedad mental como cualquier mal en general.

Algunos anticonvulsivos como la carbamacepina causan como efecto secundario que la persona se vuelva un ciclador de sus estados de ánimo.

Lo que quiere decir que en vez de tener sus emociones balanceadas las exteriorice e interiorice a través de episodios maníacos y depresivos. Los tratamientos con antidepresivos y ansiolíticos pueden causar trastornos bipolares.

Las variaciones anímicas originadas como efecto secundario de la depresión y la ansiedad por separado pueden ser efímeras. Aunque también pueden dar origen a un trastorno crónico.

Otras de la causas pueden ser lesiones cerebrales. En este caso, también aparecen síntomas repentinos.  Dentro del espectro bipolar tipo 3 se encuentran los pacientes de tercera edad con síntomas tardíos.

Síntomas del Trastorno bipolar tipo 3

En lo único que difiere en cuanto como presenta síntomas en relación a los otros tipos de trastorno bipolar es en lo súbito. Ello en virtud de que el hecho de ser inducidos por fármacos les de este efecto desbalanceante.

 La lista de síntomas son los siguientes:

  1. Fase maníaca:
  2. Falta de atención.
  3. Elocuencia anormal a la personalidad del individuo.
  4. Poca necesidad de dormir (no confundir con insomnio)
  5. Euforia caracterizada por una sensación de alegría y bienestar exagerada.
  6. Exceso de ideas y planes.
  7. Aumento de la energía, acompañada de nerviosismo y tensión.
  8. Realización de actividades con excesiva energía y agitación.
  9. Tomar malas decisiones sin ponderar las consecuencias.
  • Fase depresiva:
  • Depresión anímica crónica.
  • Llantos espontáneos acompañado de sentimientos de vacío, desesperanza y tristeza.
  • Insomnio o sueño excesivo.
  • Agitación o letargo.
  • Fatiga.
  • Pérdida del interés y la capacidad de sentir placer en las actividades que antes se disfrutaban.
  • Disminución de la cognición.
  • Poca concentración.
  • Sentimiento de inutilidad y culpa.

Tratamiento del Trastorno bipolar tipo 3

De todos, el trastorno bipolar tipo tres es el más difícil, o al menos el más complicado de tratar. En vista de su origen farmacológico. Implica la necesidad de una modificación de los fármacos administrados.

Lo planteado anteriormente depende del caso. Por ejemplo, si se trataba un trastorno psíquico de una sola línea que pasó a ser bipolar por culpa del medicamento no se puede suspender el tratamiento psiquiátrico, debe modificarse.

En caso de que sea un efecto secundario de una terapia como la quimioterapia. O de un fármaco para tratar la epilepsia. Puede que solo se puedan palear los efectos pero el psicofármaco o medicamento no puede dejar de administrarse.

En el caso de que sea originado por una lesión, se debe administrar un tratamiento permanente. En el caso de los ancianos se trata con terapia psicológica y psiquiátrica común, adaptada a su edad.

Es importante recordar que la comunidad psiquiátrica solo han hecho un consenso en cuanto al trastorno bipolar tipo III. Este es acerca de la inducción por fármacos. Por lo que el trastorno bipolar geriátrico o por lesión no siempre entra en tipo III.

Entre los fármacos que acompañan a la terapia cognitiva-conductual para el tratamiento de los distintos trastornos bipolares. Están:

  1. Los estabilizantes del estado de ánimo: Como el litio, que son suplementaciones alimenticias que previenen los episodios maníacos y depresivos.
  2. Anticonvulsivos: En especial el ácido valproico. La relación química de los demás anticonvulsivos a diferencia de este podrían causar el trastorno bipolar tipo 3 o acrecentarlo en vez de tratarlo.
  3. Antipsicóticos: Entran en la lista, sobre todo los de la nueva generación aprobados por la FDA de Estados Unidos. Sin embargo están más recomendados para el tipo I.
  4. Antidepresivos: Administrados dependiendo de las reacciones favorables del paciente.

Consecuencias del trastorno bipolar tipo 3

Aunque es imposible cuantificar los riesgos de un trastorno bipolar. A excepción de aquellos que son manifestados solo en cortos períodos como el pre menstrual. Hay que tener especial atención al trastorno bipolar tipo 3.

Sus orígenes farmacológicos tienen como consecuencia principal la dependencia a psicotrópicos. Los impulsos suicidas repentinos provocados por lo súbito del trastorno.

La posibilidad de hacerse daño a sí mismo y a los demás. La menos posibilidad de integrarse a una vida social normal. Debido a que muy probablemente venga acompañado con enfermedades de otro tipo que eran tratadas en un principio.

Las previsiones para este tipo específico de trastorno bipolar deben ser tomadas por el tratante.

Deja un comentario