Psicología del Trading

En rasgos generales, la psicología del trading se puede definir como al estudio del manejo de las emociones en las personas que realizan inversiones en los mercados de valores. 

Psicología del Trading

El trading en si representa un “riesgo” para quienes se sumergen en dicho mundo, psicológicamente, se puede ver como azar.

El estudio de estadísticas puede no ser exacto siempre, eso puede generar consecuencias; pero claro, toda acción genera una reacción. Averigüemos un poco sobre el trading el general.

Qué es el Trading

El trading es la compraventa de activos financieros cotizados con mucha liquidez con la búsqueda de obtener un beneficio en el proceso de compraventa.

Los precios de activos financieros fluctúan mucho, y el trader (quién es el inversor) busca a través de distintas técnicas de análisis del mercado, especular hacia dónde se dirigirá el mercado. Basado en esta especulación realiza su inversión y gana dinero en caso de acertar, pero sino, lo pierde.

Visto de la manera más sencilla, el trading se trata de comprar barato y vender caro, y bien sabemos que esta es la base de cualquier actividad comercial.

Pero del trading que nos ocupa es el electrónico, a través del cual se accede a mercados de valores de acciones de empresas (Google, Amazon, etc), comodities (oro, plata, petróleo), criptodivisas (Bitcoin, etherum, etc) y de pares de divisas, también llamado Forex

¿Es el trading una apuesta?

La respuesta es sencilla, sí y no. El trading es una inversión de alto riesgo, pero en realidad tampoco se trata de una lotería ni de un juego de azar puro.

El trader busca desarrollar una técnica de inversión que le dé un porcentaje razonable de acierto y en función de dicho porcentaje de acierto, gestionará lo que se llama el ratio riesgo-beneficio a través del cual, él puede obtener ganancias así acierte en sus análisis sólo el 30% de las veces.

Bases fundamentales en el Trading.

El trading es una posibilidad de inversión, en la cual se puede ingresar muy poco capital, a diferencia de otros tipos de inversiones como las franquicias o inversiones inmobiliarias, y eventualmente se puede ver resultados en un corto plazo.

Pero ello implica que el inversionista debe estudiar y conocer a profundidad el mercado, y este estudio debería llevarlo a cabo durante al menos un par de años y practicando en cuentas demo para no arriesgar dinero real, pero eso no es lo que ocurre comúnmente.

Análisis

Las plataformas de inversión ofrecen gráficos en tiempo real del movimiento del precio, el trader analiza dicho movimiento y cuando se cumplan ciertos criterios pre establecidos por él mismo en su estilo de inversión, debe ingresar al mercado realizando su inversión.

Lo ideal es que el trader conozca y estudie las distintas técnicas de análisis: Fundamental, Técnico, Chartista, Smart Money, etc y luego opere (inverta) utilizando la técnica con la que se sienta más a gusto, no hay una que funcione a todos y todas funcionan para alguien.

Lo ideal es que luego de desarrollada y elegida la estrategia, el trader le haga los que se llama un “backtestig”, que no es otra cosa que probar esa estrategia en el pasado. Se puede tomar el último año, usarla y calcular de manera estadística el porcentaje de acierto.

Luego durante un año, debería probarla en tiempo real, aquí los bróker (que son las plataformas desde las cuales se realizan las inversiones), ofrecen cuentas demo con dinero ficticio para que la persona practique sin arriesgar su propio dinero.

En ese proceso de seguro el inversor va haciendo ajustes en su estrategia y ya debería tener conciencia de que su estrategia es ganadora.Pero como ya mencionamos más arriba, esto no es lo común. En el apartado de la psicología retomaremos este aspecto.

Gestión de Riesgo

La gestión de riesgo es parte de la estrategia que debe diseñar el trader, y es complemento indisoluble de un buen análisis. 

Aquí el trader decide el tamaño de la inversión, cantidad de pips o puntos del mercado, y cuánto aspira ganar en caso de que acierte el pronóstico y cuánta pérdida está dispuesto a tolerar.

Los precios no se mueven en línea recta, sino en zigzags, como los electro cardiogramas, eso implica, que antes de llegar al precio al que el trader aspirar a vender, el precio baje mucho, y cuando está abajo nada le garantiza que en realidad suba hasta donde usted está esperando.

Por ello, en la estrategia, los trader hablan de ratios riesgo-beneficio. Por ejemplo, 1:1, estoy dispuesto a ganar o perder 10 pips, quien trabaja con este ratio necesita tener una efectividad de aciertos superior al 50 % de las veces.

Ratio 2:1, se aspira a ganar el doble de pips de los que se está dispuesto a perder, aquí para ver ganancias se necesita ganar al menos el 40% de las entradas a invertir.

El mantener un aproximadamente el mismo porcentaje de aciertos se le llama “consistencia” y es lo que busca todo trader, ser consistente, y esto se corrobora sólo con el tiempo. Los resultados de uno, dos o tres meses no son suficientes para establecer la consistencia de un trader.

Plan de Trading

El trabajo disciplinado de estos dos aspectos: Análisis y Gestión de Riesgo, deben producir lo que se denomina: “Plan de Trading”, que es una especie de receta de inversión que conforma la estrategia de inversión.

Aquí el trader preestablece las condiciones que tienen que suceder en el mercado para que él invierta, cuántos puntos de mercado va a buscar y cuántos va a tolerar perder y por ende, entonces también establece allí cual será su ratio riesgo-beneficio.

Este Plan de Trading es al que se le realiza el backtesingy también el que debería ser testeado en tiempo real con una cuenta demo.

Psicología

Ciertamente este aspecto es tan importante como los dos anteriores, algunos afirman que la psicología es el factor clave en el éxito del trading y le asignan porcentaje de importancia muy superior al 33,33%, pero la verdad creemos que estos son 3 pilares, y sí sólo falla uno, bastará para que todo se venga abajo.

En un mundo ideal, el candidato a trader debería dedicar unos tres años para adquirir formación, diseñar una estrategia, testearla en el pasado y en tiempo real antes de iniciar a arriesgar dinero de su bolsillo. Pero sabemos que ese mundo ideal no existe.

Además un trader debería conocerse bien a su mismo, conocer su nivel de tolerancia a la pérdida y asimilar que no se trata de ganar todas las entradas al mercado.

Ganar varías entradas de manera consecutiva, no significa otra cosa que en algún momento va a tener ese mismo número de entradas en pérdida.

Si tiende a ponerse eufórico cuando gana, puede perder la perspectiva en las siguientes entradas, y si de paso tiende a deprimirse cuando pierde, entonces está haciendo daño a su salud.

Emociones que debe gestionar el trader

  1. Miedo, a veces al trader le va muy bien operando en cuentas demo, pero al pasar con dinero real, empiezan a temer perder su dinero, aquí vale aplicar la máxima para inversionistas que reza: “no inviertas dinero que no te puedas permitir perder”.
  • Avaricia, en una seguidilla de aciertos, el inversionista puede ceder a la tentación de sobreoperar y arriesgar más de lo que ha establecido en su plan de trading.
  • Estrés, el trader necesita estar enfocado al momento de trabajar en el trading, los problemas personales, deben quedar fuera de la ecuación, si la mente del trader está en otro lugar mejor no operar ese día.
  • Enfado, molestarse por una pérdida que se perfilaba como ganancia, y querer buscar “desquite del mercado” es una de las peores reacciones que tener el inversor. Necesita dejar de operar y volver mejor otro día, luego de superada la molestia.

Es Importante recalcar que si no se cuenta con un plan de trading, entonces no se debe operar hasta tener uno. Hay montones de libros con distintos planes de trading, pero lo mejor es el diseñar el propio a partir de la selección de una de las técnicas de análisis.

Si se va a utilizar uno de libros o de páginas web, entonces debes probarlo en cuenta demo y hacer el respectivo backtesting para verificar la efectividad antes de arriesgar dinero real. En definitiva la psicología del trading se reduce a dos aspectos aparentemente sencillos. 

Establecer un Plan de Trading, y apegarse a él, la psicología del trading no es un asunto de terapias, ni de libros de autoayuda, es un asunto de DISCIPLINA, claro, quien no se la lleve bien con esa palabra, creemos que sinceramente no debería intentar ser trader.

Deja un comentario