Xenofobia: Conoce sus causas, características y tratamiento

La xenofobia es el miedo a los extranjeros y a otras personas extrañas. El término suele aplicarse a los inmigrantes o a las personas que tienen miedo de los extranjeros de civilizaciones ajenas.

Xenofobia

¿Qué es la xenofobia?

Aunque el prejuicio cultural es una fobia real, suele identificarse con la homofobia. En este contexto, la xenofobia se refiere a las personas a las que no les gustan los extranjeros, creen que la cultura de su propio país es superior o intentanimpedir que los inmigrantes entren en su país.

Las personas xenófobas pueden no serlo realmente, pero pueden actuar de forma perjudicial o desagradable con los extranjeros. Por lo tanto, el término tiene fuertes connotaciones políticas.

Aunque esta fobia se solapa en algunos aspectos con prejuicios como el racismo y la homofobia, es necesario distinguirlos. La discriminación, como el racismo y la homofobia, se basa en determinadas características. 

Mientras que la xenofobia suele basarse en la percepción de que los miembros de un grupo extranjero son ajenos a la sociedad del grupo.

Todavía se debate si la xenofobia puede ser reconocida como un trastorno mental legítimo. Además, la fobia está ampliamente asociada a un comportamiento destructivo y ofensivo hacia determinados individuos.

Características

La xenofobia puede manifestarse de diversas maneras, pero las siguientes son características típicas:

  • Interacciones incómodas con personas de diferentes grupos.
  • Evitar ciertas partes de la casa si es posible.
  • Rechazo de amistades únicamente por el aspecto, como el color de la piel o la ropa.
  • Dificultad para tomar en serio a los superiores o para escuchar a los compañeros que no son de la misma raza, cultura o religión.

Muchas personas con esta fobia no tienen realmente una fobia, aunque el miedo puede ser real. Sin embargo, el término se utiliza comúnmente para describir a las personas que discriminan a los extranjeros e inmigrantes.

Las personas xenófobas creen que su cultura o su país son superiores. Quieren excluir a los inmigrantes de su sociedad e incluso pueden realizar actividades que perjudican a quienes consideran extranjeros.

¿Qué causa la xenofobia?

Cuando la xenofobia se manifiesta como una auténtica fobia, adopta dos formas:

  1. La xenofobia cultural es cuando una persona tiene miedo de una cultura extranjera.
  2. La xenofobia a los extranjeros e inmigrantes es el miedo a las personas o equipos que se perciben como extranjeros.

Algunos psicólogos evolutivos sostienen que esta fobia puede ser una herencia del comportamiento humano. La tendencia a despreciar lo diferente puede haber sido una forma de nuestros antepasados de protegerse de los enemigos extranjeros que podían perjudicarles.

Algunos psicólogos sociales sostienen que este tipo de fobia está causada por las circunstancias específicas de las sociedades modernizadas y no por la sociedad global.

La xenofobia es una reacción aprendida. Si creces con actitudes xenófobas que te han transmitido personas con las que te relacionas frecuentemente, como tus padres o compañeros de clase, es probable que desarrolles esas actitudes.

Una reacción xenófoba también es más probable después de un trauma, una crisis, un robo, un acto de terror, un acto de violencia o una enfermedad global.

Por tanto, las causas de la xenofobia son siempre discutibles y pueden depender del estilo personal de cada persona. Sin embargo, hay pruebas de que la xenofobia existe en todas las civilizaciones, y uno de los rasgos comunes suele ser una mentalidad de grupo interno y grupo externo.

Síntomas

Las creencias y comportamientos xenófobos pueden manifestarse en muchos aspectos de la vida cotidiana. Se puede ser xenófobo sin darse cuenta. Puede que hayas pensado (o dicho) algo así:

  • Esta ropa es rara. Si te vistieras de otra manera, encajarías mejor.
  • No puedo ir a tu barrio después de que oscurezca, hay mucha gente extraña rondando.
  • No confío en estas extrañas especias. ¿No puedes comer algo normal, como un sándwich?

Estos pensamientos no tienen por qué referirse a una persona concreta, sino que pueden reflejar un temor o aversión a cosas o personas que parecen extrañas o desconocidas. Algunas personas expresan su xenofobia hacia los extranjeros o inmigrantes.

  • Evitan y rechazan a las personas que perciben como extrañas. Como las que proceden de otras partes del mundo, tienen un color de piel diferente, pertenecen a una religión distinta o hablan un idioma diferente.
  • Considerar a las personas de su propio entorno sociocultural como superiores a los demás.
  • Evitar las tiendas y los negocios donde compran los «extranjeros» u «otros forasteros».
  • Evitar las zonas con gran número de inmigrantes o personas de color, o llamar a esas zonas «peligrosas» o «segregadas».
  • Hacer comentarios negativos u ofensivos sobre personas de otras culturas o regiones.
  • Tratar de mantener a los «extranjeros» fuera de su zona o sociedad.

La xenofobia cultural va más allá del individuo y conduce al rechazo de los recursos de todas las demás civilizaciones y grupos «ajenos». El individuo puede expresar su xenofobia cultural así:

  • Hacer comentarios irrespetuosos o negativos sobre la vestimenta clásica de otra persona.
  • Rechazo a escuchar canciones de otras culturas o a ver programas de televisión o cintas en otros idiomas.
  • Negarse a comer alimentos de otras civilizaciones sin probarlos.
  • Creer que los productos y materiales producidos en otras partes del mundo son inferiores.
  • Hacer comentarios despectivos o negativos sobre personas que hablan otra lengua.

¿Hay algún tratamiento para la xenofobia?

Estas tácticas pueden ayudarte a combatir la xenofobia, tanto si eres testigo de ella como si la experimentas tú mismo.

Levantarse en lugar de estar tranquilo

Si haces comentarios xenófobos, te darás cuenta de que este comportamiento es problemático. Denunciar el acoso, incluso en un lugar público, puede dar un poco de miedo; recordar las 5 D puede ayudarte a protegerte.

Reconocer y aceptar las diferencias

La gente se siente atraída por personas afines, pero es importante recordar que no hay dos personas exactamente iguales.

Buscar similitudes entre nosotros y los demás sólo acentuará nuestras diferencias. Pero en lugar de dejar que estas diferencias te discriminen, piensa en lo que puedes aprender de personas que tienen ideas y experiencias vitales muy diferentes.

Cuanto más conozcas a personas de diferentes orígenes, menos extrañas te parecerán y menos incómodo te sentirás. Puede que incluso descubras que tienen más cosas en común de las que pensabas.

Habla abiertamente con los niños

Al igual que tú te enfrentas a mensajes sutiles (y no tan sutiles) de xenofobia en tu vida diaria, tus hijos recibirán mensajes similares de sus compañeros.

Hablar abiertamente con tus hijos sobre esta fobia y cuestionar los estereotipos con hechos les ayudará a aprender a luchar contra los prejuicios y a proteger a sus amigos y compañeros de los ataques.

¿Algo realmente útil? Anímales a ver a los demás como individuos, no como un equipo. Las generalizaciones y los estereotipos sólo acentúan las diferencias y pueden fomentar esta fobia.

Por ejemplo, diles «tu amigo Mario» en lugar de «tu amigo peruano».

También es importante empezar con una descripción de tu comportamiento. ¿Haces comentarios prejuiciosos o discriminatorios sin darte cuenta, o intentas ser inclusivo, o ignoras a las personas que parecen «fuera de lugar»?

Conseguir apoyo

Reconocer y superar este tipo de fobia requiere cierto esfuerzo y no siempre es fácil. Si no sabes por dónde empezar, un terapeuta puede ayudarte a dar los primeros pasos para superar la xenofobia.

En la terapia, puedes explorar las raíces de tus miedos y aprender a cuestionarlos y reconstruirlos en un espacio seguro y sin prejuicios.

Preguntas frecuentes

Ejemplos de xenofobia

Hay un precedente de xenofobia en muchas civilizaciones y territorios, incluyendo los Estados Unidos de América. He aquí algunos ejemplos de xenofobia:
Desde el 11 de septiembre de 2001, los delitos de odio contra los musulmanes y los árabes percibidos en Estados Unidos han alcanzado niveles récord.
El miedo a las enfermedades siempre ha alimentado la xenofobia. La discriminación contra los asiáticos se ha manifestado en forma de acoso y amenazas a causa del coronavirus (Covid-19).
En Sudáfrica, los ataques violentos contra extranjeros, especialmente de Zimbabue y Mozambique, se han convertido en un problema reconocido por algunos grupos de derechos humanos.
En Japón, los estudios muestran que casi uno de cada tres extranjeros ha sufrido discriminación en las instituciones públicas o en el lugar de trabajo.
Si te sientes ansioso o incómodo cerca de personas que consideras «extranjeras», o si desconfías de las personas que considera extranjeras, puede estar sufriendo xenofobia.
Trabajar con un terapeuta puede ayudarte a aceptar tus sentimientos. Tus sentimientos pueden estar relacionados con el miedo a lo desconocido o la sensación de carencia. Busca un terapeuta con licencia y empatía que pueda ayudarte ahora.

¿Cuáles son los efectos de la xenofobia?

La xenofobia no sólo es perjudicial a nivel personal. Tiene un impacto negativo en toda la comunidad, incluyendo las reacciones culturales, la economía, la política y la historia.
Entre los ejemplos de odio a extranjeros en Estados Unidos figuran las prácticas discriminatorias y abusivas contra los inmigrantes latinoamericanos, mexicanos y de Oriente Medio.
La xenofobia se relaciona con otros hechos como:
Aislamiento
Delitos de odio
Discriminación
Guerra y destrucción
Hostilidad hacia personas de diferente origen.
Políticas internas y externas controvertidas
Posiciones políticas
Prejuicios ocultos contra los miembros externos del equipo.
Reducción de las oportunidades sociales y económicas para los extranjeros.
Por supuesto, no todos los xenófobos inician guerras o cometen crímenes de odio. Pero incluso la xenofobia oculta puede tener un efecto insidioso sobre las personas y la sociedad.
Estas reacciones pueden dificultar la vida en sociedad de los miembros de un determinado grupo. Además, pueden afectar a todos los aspectos de su vida, como la aceptación dentro de la familia, las oportunidades de empleo y el acceso a los servicios sanitarios.

¿Cómo combatir la xenofobia?

Si sufres esta fobia, hay cosas que puedes hacer para superar esta reacción.
Amplía tu experiencia. Muchas personas que experimentan xenofobia han evitado subjetivamente interactuar con personas diferentes a ellos durante toda su vida. Viajar a otras partes del mundo o pasar un tiempo en una gran ciudad cercana puede ayudarte a superar tus miedos.
Combatir el miedo a lo desconocido. El miedo a lo desconocido es uno de los más fuertes. Si nunca te has encontrado con otra raza, civilización o religión, una mayor experiencia puede ayudarte a superar la xenofobia.
Presta atención. Presta atención cuando surjan pensamientos xenófobos. Asegúrate de sustituir estos pensamientos por otros más realistas.
Este tipo de fobia siempre está profundamente arraigada en doctrinas, enseñanzas religiosas y experiencias pasadas. Superar la xenofobia requiere primero aceptar otras personalidades y adquirir nuevas experiencias de la vida en la tierra.

¿Es esto lo mismo que el racismo?

El racismo es una religión que cree que las características físicas, como el color de la piel y el tipo de cabello, determinan el aspecto, las capacidades y el valor general de una persona. Se considera que las personas con características raciales «deseables» son mejores que las que no las tienen.
El racismo es también la opresión sistemática de un grupo de personas consideradas inferiores. En Estados Unidos, el racismo y la doctrina de la supremacía blanca han hecho que los estadounidenses blancos sean considerados «superiores». 
Otros miembros de grupos, como los afroamericanos, los indios americanos, los hispanos, los asiáticos, los isleños del Pacífico y los no ciudadanos, son considerados automáticamente como personas inferiores y menos importantes.
Aunque la xenofobia y el racismo suelen coincidir, la xenofobia no se centra automáticamente en las características físicas, el comportamiento o las capacidades de una persona.

Fuentes

Deja un comentario